Mejor no te retires

Mejor no te retires

Vecchio, el señor Emiliano Vecchio lo hizo posible. El Canalla venció por tres a dos a Patronato en el Gigante con goles de Ruben, Pupi Ferreyra y Emiliano Vecchio. Los dos goles de la visita fueron convertidos por Sosa Sánchez. El 10 de Central con mucha categoría marcó el tanto de la victoria en el final del partido.


La primera jugada del partido fue para Central: Covea se mostró sobre la izquierda, abrió para la subida de Martínez y Marco Ruben anticipó en el área pero desviado.

A los tres minutos se repitieron los protagonistas de la primera jugada: Martínez habilitó a Covea, el venezolano sacó un tirito pero el arquero Ibáñez dio rebote y apareció el goleador Marco Ruben para abrir el marcador en el Gigante. Central no aprovechó el empuje y, al contrario se fue quedando en el manejo del juego. La visita creció y sin mucha claridad lastimó dos veces con Vázquez.


A los 27 minutos Alan Marinelli aprovechó un error en el fondo de Patronato y casi convierte el segundo. A los 33 Central tuvo otra clara con una palomita de Ruben que pasó cerca. Dos minutos más tarde el goleador canalla reclamó que lo tomaron en el área en otra chance de riesgo. En ese momento el equipo del Kily cambió la cara y volvió a buscar la victoria con decisión y en su mejor momento recibió un golpe inmerecido: a los 43 Gudiño le ganó a Blanco y sacó un centro para que Sosa Sánchez, de cabeza, nivelara el resultado.

En el segundo tiempo a los 11 minutos el Kily González introdujo tres cambios. Ingresaron desde el banco de suplentes tres habituales titulares: Diego Zabala, Emiliano Vecchio y Lucas Gamba. Y a los 14 apareció la buena pegada de Emiliano en un tiro libre que ganó Nicolás Ferreyra en lo alto, la pelota dio en el palo y en el rebote Martínez definió desviado.

El correr de los minutos no ayudó a Central y los nervios le jugaron una mala pasada. Broun salió lejos a despejar una pelota que le cayó a un visitante y disparó al arco. Lo cierto es que otra vez Sosa Sanchez empujó al 2-1 y la bronca bajó de las tribunas.

A los 32 minutos Luciano Ferreyra entró por Gino Infantino y llegó con buenas noticias. Siete minutos después el Pupi marcó el 2 a 2 tras gran centro de Lucas Gamba. La ira Canalla se transformó en ilusión. A los 47, Vecchio, el mejor de todos aún fuera de ritmo, apareció sobre el final para marcar el tercero y desatar el carnaval en Arroyito.

Cristian García

Cristian García

Rosarino | Periodista Integral y Deportivo | De Leprosos y Canallas | Director Técnico Nacional de Fútbol
0 0 Votos
¿Te gustó la nota?
Suscribite
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x
×

Powered by WhatsApp Chat

×